¿Por qué adoptar un perro pequeño?

Existen muchas razones para compartir nuestra vida con un perro, la más importante; sin duda es la forma como este animal cambiará tu vida; por lo cual, no puedes perderte la experiencia de adoptar un perro.

¿Y porqué realizar la adopción de un perro y no comprarlo?

Adopción de un perro

Porque sabemos que en los refugios, en las sociedades protectoras y en las perreras están siempre dispuestos a donar un perro para que este pueda disfrutar de una mejor vida. En estos sitios podemos encontrar perros de diferentes razas, adultos o cachorros, grandes y pequeños; que necesitan un hogar y tener la buena vida que se merecen.

Si no eres muy experimentado o te estás iniciando en eso de compartir tu vida con un perrito, debes tener en cuenta que cada raza tiene sus peculiaridades. También consideramos que el tamaño de este animal es un factor importante a tomar en cuenta antes decidirnos a la adopción de un perro.

¿Cómo elegir la adopción de un perro?

Con el fin de ayudarte en el proceso de decisión antes de adoptar cachorros, te exponemos a continuación la conveniencia de la adopción de un perro pequeño:

  • Se adaptan muy bien a los espacios pequeños, si no tienes una residencia fija o tu hogar es un pequeño apartamento; sin salida al exterior; es mejor que te inclines por un perro pequeño, los perros de mayor tamaño suelen necesitar más espacio.
  • Un perro pequeño requiere menos alimento, por lo tanto es más económico mantenerlo.
  • Su higiene que comprende básicamente el baño, cepillado, corte de pelo y uñas siempre será más sencilla y más barata; requieres menos champú y puedes bañarlo tú mismo sin mayor esfuerzo; también ensuciará menos con sus patas, soltará menos pelos y babas.
  • Requiere menos ejercicio por lo que no tienes que sacarlos a pasear tan seguido como sería el caso de un perro de mayor tamaño.
  • Tus viajes y vacaciones se verán condicionados por tu mascota. Los perros pequeños son fáciles de transportar puedes moverte en transporte público, tren o avión; de manera más sencilla, si tu perro es pequeño, que hacerlo con uno grande.
  • Los perros pequeños no se ponen tan nerviosos y en general presentan menos conductas destructivas cuando se quedan solos en casa.
  • Hay quienes defienden la teoría de que los perros pequeños son más fáciles de entrenar que uno de mayor tamaño, debido a que la estructura corporal de un perro de gran tamaño les hace más difícil controlar en cuanto a la fuerza.

Finalmente sea cual sea la decisión que tomes a la hora de adoptar un perro, lo importante es que ellos se sientan siempre seguros y amados.